Эхо справа. Оппозиция Испании уважает решения Хуана Карлоса Первого


Оппозиция Испании заявила об уважении решения Хуана Карлоса I покинуть страну
Лидер оппозиционной политической силы также заявил, что выражает «поддержку образцового труда его Величества короля Филиппа VI на службе для всех испанцев»

Консервативная Народная партия Испании уважает решение Хуана Карлоса I, отрекшегося от престола в 2014 году, покинуть территорию страны. Об этом заявил лидер главной в Испании оппозиционной политической силы Пабло Касадо.

«Мы уважаем решение, озвученное [почетным] королем Хуаном Карлосом I, и подтверждаем признание его работы во главе государства и его вклада в переходный период, принятие конституции и построение социального, демократического и правового государства в Испании. Мы также выражаем нашу поддержку образцового труда его Величества короля Филиппа VI на службе для всех испанцев», — написал Касадо в Twitter.

В понедельник стало известно о том, что Хуан Карлос I сообщил своему сыну Филиппу VI о решении покинуть страну. Экс-глава государства оказался в эпицентре крупного скандала. В Швейцарии и Испании ведутся расследования, так или иначе связанные с возможными зарубежными счетами почетного короля — такой титул носит Хуан Карлос I после отречения от престола.

По данным испанских СМИ, экс-глава государства уже покинул территорию Испании и находится в Доминиканской Республике. Газета El Mundo также передает, что он может вернуться в королевство в сентябре.

El PP, Ciudadanos y Vox salieron ayer en defensa de la Corona y del rey Felipe VI , “la mejor marca España”, según lo definió el vicesecretario de comunicación de los populares, Pablo Montesinos. Tras la marcha de Juan Carlos I al extranjero , los partidos de Pablo Casado, Inés Arrimadas y Santiago Abascal quisieron mostrar su respeto a la institución, reivindicar el legado del rey emérito y subrayar el papel del actual Monarca. También pidieron a Pedro Sánchez que reprenda a Pablo Iglesias por sus “ataques” a la monarquía.
La vicesecretaria de política social del PP, Cuca Gamarra, reclamó apoyo para Felipe VI y para la monarquía, “que es símbolo de la unidad de los españoles y de la cohesión territorial”. También defendió “la labor intachable y la trayectoria incuestionable” del actual Rey, al que calificó de “fantástico” jefe del Estado que da “ejemplo de servicio a los españoles estando cerca de quienes sufren” en una situación tan difícil como la actual por la crisis del coronavirus.
Los obispos expresan agradecimiento al Rey por su contribución a “la convivencia y el bien común”
En una línea parecida se manifestó el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, quien salió en defensa de la Corona y puso de relieve “el comportamiento ejemplar” de Felipe VI, que ya en marzo renunció a la herencia de su padre y le retiró la asignación pública que recibía. Bal quiso dejar claro que desde su partido “apoyarán todas sus decisiones” del actual jefe de Estado. Y también pidió “dejar que la justicia siga su curso” en torno a las investigaciones sobre Juan Carlos I.
Por su parte, Abascal, en un “mensaje a los españoles”, mostró su respaldo “al rey Felipe VI, que es la cabeza de una nación que no va a permitir que una pandilla de desalmados, corruptos y blanqueadores de asesinos le roben el futuro y el afán por seguir dando continuidad a nuestra historia”.
También la Conferencia Episcopal mostró su “adhesión y agradecimiento” a Felipe VI por el “fiel cumplimiento de los principios constitucionales” y su contribución “a la convivencia y bien común de todos los españoles”. En un comunicado, los obispos manifestaron su respeto a la decisión del rey Juan Carlos de salir de España y destacaron su “decisiva” contribución a la “democracia y la concordia entre los españoles”.
Las discrepancias entre los socios de la coalición de Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, respecto a la decisión de Juan Carlos I han servido también para dar munición a la oposición. Tanto el PP como Cs reclamaron a Sánchez que amoneste a Iglesias después de que la ministra de Igualdad, Irene Montero, calificase de “huida” y de “indigna” la decisión del rey emérito de trasladarse al extranjero y explicase que su partido desconocía que esa resolución se tomó de acuerdo con la Moncloa.
A Abascal la situación le sirvió para arremeter contra “Sánchez e Iglesias, que quieren consumar una repugnante traición a la Corona y acabar con la monarquía” y para afear también a Ciudadanos, aunque sin citarlo de forma directa, su disposición a pactar los presupuestos: “No entendemos que haya formaciones que quieran apoyar las cuentas de un Gobierno que solo quiere tapar su mala gestión de la crisis del coronavirus con sus ataques a la monarquía”, señaló el líder de Vox.



Russpain.com

Понравилась статья? Поделиться с друзьями: